Las Mejores Experiencias para viajar

amanecer

Bali: Nusa Dua

A las 7 de la tarde, justo después del atardecer, nos dirigimos en un transporte que habíamos organizado con nuestro hotel de Seminyak, con destino a Nusa Dua, específicamente al hotel Grand Mirage Resort & Thalasso Bali.

Al llegar nos reciben con un coctel de bienvenida, en un lobby enorme y abaldonado sobre un patio interior precioso, cuya pieza central es una cascada que se desprende de lo alto de un muro de piedra tapizado en parte por vegetación de la isla. Un estanque lleno de peces koi recibe toda el agua de la cascada. 

estanque entrada mirage

Tras haber realizado el check inn, nos señalan el rumbo hacia nuestra habitación. Después de una excelente primera impresión en el lobby, las expectativas decaen un poco en la habitación. Las instalaciones requieren de una remodelación urgente, especialmente en lo que se refiere a guardarropas y baños, aunque cabe destacar, que a pesar de verse viejo, todo estaba muy limpio. Una vez instalados en nuestra habitación, nos dispusimos a familiarizarnos

Se trata de lado oeste de la península en el sur de la isla, un área rodeada por manglares, pero que esconde algunas de las playas mas hermosas y tranquilas de la isla. 

El hotel cuenta con la opción de la estadía all inclusive, pero no es necesario tomarla, ya que al salir del hotel, al otro lado de la calle hay una amplia oferta gastronómica, Para todos los gustos y bolsillos, ademas de tienditas y mini súpers que donde uno puede abastecerse de todo lo necesario (Bloqueador, agua, algo para comer entre comidas, incluso algunos souvenirs típicos de Bali, como el café, inciensos y jabones).

A la mañana siguiente, hemos sido de los primeros en bajar a desayunar, lo sirven de 7 a 10.30 de la mañana, y si llena bastante rápido, si se quiere aprovechar el día hay que adelantarse. El menú del desayuno es sobre todo internacional, y muy completo, tanto para chinos como para occidentales, pero si me hubiera gustado encontrar una opción un poco mas local. Nos conformamos con probar algunas delicias de la sección asiática del bufe.

Al acabar, salimos a buscar algún lugar donde disfrutar de la playa o las piscinas del hotel. Encontramos un excelente punto en la playa con sombra. y no mucha gente estaba por el área, la mayoría de los huéspedes se quedan del lado de las piscinas, y pronto nos damos cuenta por que. Al acercarnos a la orilla empezamos a notar que la playa tiene mucha presencia de algún tipo de alga, pero también bastantes plásticos flotando alrededor. No alcanzamos a entrar lo suficiente para cubrir las rodillas cuando ya decidimos salirnos y buscar algún lugar en las piscinas. Yo personalmente solo me termine de dar el chapuzón para cumplir con sumergirme en el océano indico, pero enseguida salí en busca de un mejor lugar, cercanos a las piscinas.

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?